viernes, 22 de mayo de 2015

El Otro - Primer encuentro

La persona que me tocó retratar es Ailén Menta. El primer encuentro fue llevado a cabo en el lugar que me había correspondido para el tp anterior: el club. Mi punto de vista cambió rotúndamente, lo que había mostrado del lugar no concordaba con lo que podía captar de la esencia de Ailén, me resultaba muy difícil en realidad poder crear una nueva representación ya que tanto el mundo de ella como el que había mostrado para el tp chocaban fuertemente.
Para el TP 1 había mostrado al club como un lugar corrido de su verdad, casi sin sentido, había fotografiado elementos con una carga propia muy pesada, y casi que no se entendía que eran. Mas bien capté a los dispositivos tecnológicos que se utilizan hoy en día, en blanco y negro y con una ángulo de cámara en contra picada.
Mi intención en un principio era trasladar esta idea a la persona que me tocó fotografiar, sin embargo, al conocerla, las intenciones cambiaron. Cambiaron debido a que me encontre con una persona totalmente opuesta a lo anterior, ella es transparente, no tiene nada para esconder de sí misma y así es como pude ver la verdad de manera muy auténtica, ella simplemente es. Partiendo de esta idea, me resultó muy complejo poder contar algo que tenía en mente con como era ella. Fue por eso que decidí registrarla en los juegos del club que fue lo primero que se me ocurrió al verla por primera vez, sentía que era lo mas relacionado con su actitud y también su personalidad. Fue un primer acercamiento. Me di cuenta de que el contexto, en algunas situaciones, dice mucho mas de lo que la persona cuenta de por sí. El lugar habla de la persona, y ésta la acompaña en su relato. En este caso, el lugar era una simple plaza de juegos y no cuenta nada mas que eso (por lo menos en la forma que lo conté), creo que es un sitio que queda muy corto con todo lo  que puedo decir de Ailén. Es por eso que al momento de ver las fotos, ya impresas, no me gustaron para nada. Me parecían bobas, y que no tenían relación alguna con lo que quería transmitir de ella. No hay nada que puedo decir de Ailen que los juegos no cuenten.
Claramente para esto sirven las primeras aproximaciones, para comenzar a filtrar la mirada, tomar aquello que no sirve para transformarlo en algo mucho mas íntimo en relación con la persona y así pueda llegar a integrar las ideas y contar de manera mas personal todo lo que me transmite.







No hay comentarios:

Publicar un comentario